El sábado 1 de septiembre se aplica la subida del IVA anunciada por el Gobierno a principios de julio y que supone que el tipo general pasa del 18% al 21% y los tipos reducidos del 8% al 10% o al 21%, según los casos.

La Agencia Tributaria ha despejado esta semana algunas dudas sobre su aplicación, que se recogen en el documento titulado “Principales novedades tributarias introducidas por el Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio (BOE 14 de julio), de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad“, que ha colgado en su web.

Así, las facturas de luz, gas y teléfono incluirán desde el uno de septiembre el alza del IVA del 18% al 21%, aunque los consumos a los que se refieran dichas facturas sean anteriores a esa fecha. Este es uno de los ejemplos que la Agencia Tributaria aclara en su página web a raíz de la subida de este tributo.

Además, en el caso de las facturas emitidas en fecha posterior a la de la compraventa, se aplicará el tipo vigente en el momento de formalizar la operación, de forma que si la compra se realiza el 30 de agosto y la factura se expide el 15 de septiembre se aplicará el gravamen previo a la subida (8% o 18% ).

Para los pagos anticipados se aplicará el tipo vigente en el momento del pago, sin que pueda ser objeto de modificación posterior. De este modo, los anticipos desembolsados antes del 1 de septiembre tributarán al 8% o al 18%, mientras que a los pagos restantes, con fecha posterior a la entrada en vigor de los nuevos tipos, se les aplicará el 10% o el 21%.

Los descuentos y devoluciones posteriores al momento de la compra se gravarán con los tipos vigentes en el momento de la operación, con independencia de la fecha en la que se lleve a cabo la rectificación. Y en la contratación pública se aplicará el tipo vigente al formalizar la operación y será la Administración quien cargue con el tipo, aunque éste hubiese sido menor a la hora de formular la oferta.

La Agencia Tributaria publica además una relación de los productos y servicios afectados por la subida de los tipos de IVA.